NUMANCIA

NO SOLO UN YACIMIENTO

Al hablar de Numancia debemos puntualizar que no es sólo un yacimiento arqueológico. Es un ejemplo de obstinación, fuerza y de lucha de un pueblo por sus derechos y su libertad. Ya en aquellas épocas los mismos escritores romanos – que gracias a todo lo que la mencionaban la convirtieron en la ciudad celtibérica más nombrada- fueron quienes elevaron la actuación de los numantinos a gesta heroica dándole una proyección universal. Esto explica que en situaciones semejantes en el momento actual, en cualquier lugar del mundo, pueda ser recordado el símbolo de Numancia, como ocurre en el deporte y especialmente en el futbol, donde con frecuencia se cita la defensa y resistencia numantina.

La "ciudad heroica" abarca el extenso y elevado cerro de La Muela de Garray, desde el que predomina una amplia llanura, limitada por las altas elevaciones del Sistema Ibérico. Este estratégico emplazamiento se ve reforzado por el dominio que desempeña sobre el paso del río Duero, donde convergen los caminos que, atravesando las formaciones del Sistema Ibérico, unen el valle del Ebro con el Alto Duero.

Numancia es el yacimiento arqueológico que mayor fuente de datos ha apoortado sobre el mundo celtibérico, por ser el más ampliamente excavado, lo que se ha visto reforzado recientemente con el hallazgo y excavación de su necrópolis.

A todo esto hay que añadir que ninguna otra ciudad celtibérica ha aportado ni tan cuantiosas ni tan valiosas cerámicas pintadas, que combinan sus valores estéticos y artísticos, ofreciendo una valiosa información sobre aspectos de la vida, vestimenta, armamento, disfraces, máscaras, danzas o rituales y costumbres de los celtíberos, manifestando rasgos originales y únicos.

Las más numerosas son de barro rojo y están adornadas con pinturas negras, realizadas con óxido de hierro. Los temas plasmados son geométricos con predominio de los de línea recta, zonas de cruces que alternan con “esvásticas” y aspas, ajedrezados, espirales, círculos y semicírculos concéntricos que se mezclan y alternan con figuras humanas completas o sólo cabeza y cuello; así como animales, que rara vez forman escenas, entre los que destacan aves, peces y alguna vez el toro, el sol y la luna, etc…

Actualmente se puede contemplar el entramado de las calles, restos de algunas viviendas o la reconstrucción de sendas casas celtíbera y romana, que convierten su visita en un auténtico viaje en el tiempo.

HISTORIA

Los primeros restos de evidencia humana en la zona son de hace unos 4.500-3.600 años (finales del Calcolítico e inicios de la Edad del Bronce). Hay más de un centenar de objetos de piedra, unos tallados: láminas retocadas o cuchillos, y otros pulimentados: hachas, azuelas y algunos cinceles.   Junto a esta herramienta de piedra aparecen los primeros componentes metálicos, en cobre, como las puntas de jabalina y hojas de puñal con lengüeta que habitualmente son hallados en los ajuares de los enterramientos con cerámicas en forma de campana y en los poblados. Estaríamos hablando de grupos pequeños con un pequeño número de cabañas de construcción básica y propia de pueblos nómadas. Hasta casi mil años después no hay huella de nuevos asentamientos en torno al siglo IX a.C.  Este nivel de ocupación, se caracteriza por cerámicas realizadas a mano. Además, se ha localizado un pequeño surco, que debió servir para sostener una valla, que serviría para acotar y proteger un poblado de carácter temporal hasta el siglo VII a.C. Hasta el momento no existen vestigios significativos que permitan hablar de una ocupación continuada desde este momento hasta el comienzo de la primera ciudad celtibérica, que tuvo su origen avanzado el siglo III a.C.

LA CIUDAD CELTIBÉRICA

No se conoce verdaderamente la fecha de su fundación, pero los restos hallados en la necrópolis evidencian que tuvo lugar en un momento avanzado del siglo III e inicios del siglo II a.C.   Para destacar más la heroica hazaña  del pueblo numantino, algunos historiadores romanos hablaron de la ausencia de murallas, pero los estudios arqueológicos han revelado la existencia de un recinto murado, tal y como aseguraba Apiano,  que en sus textos dejaba constancia de que el perímetro de la muralla era de 24 estadios.   La ciudad, destruida por Escipión, ocuparía no más de 8 hectáreas y pese a que se conoce mal su trazado urbanístico, se sabe que estaba constituida por casas con forma rectangular, en alineación  a la muralla y separadas por una calle de ronda, y las que formaban el núcleo central se ordenaban en grupos. Era una ciudad-estado pues, al igual que el resto de ciudades celtibéricas, controlaba política y administrativamente un territorio con sus pueblos y aldeas, ya que, como prueba, son los propios numantinos los que van a Roma para establecer conversaciones de paz.

En cuanto a la población con la que contaba Numancia, acorde a los datos del número de casas y el espacio de la ciudad, se estima que en aquel entonces tendría en torno a 2000 habitantes.

La devastación de Numancia en el 133 a.C. y el control de la Celtiberia por Roma, no puso fin a la revolución. El abuso del imperio Romano provocó sucesivos levantamientos de celtíberos y lusitanos en el 114 a.C. y, más tarde, en el 98 a.C.; Después los pueblos celtibéricos se vieron beneficiados por la guerra civil de Roma entre los partidarios de Mario y de Sila, poniéndose del lado de Sertorio (seguidor de Mario), quien se apoyó en ellos desatando las guerras conocidas como sertorianas (82 a 72 a.C.). Pompeyo, gobernador de la Hispania Citerior, atacó en el 76 a.C. Numantia y Uxama (Osma), entre otras ciudades, arrancando a Sertorio el control de la Celtiberia.

LA CIUDAD ROMANA

El análisis del plano de las excavaciones antiguas de Numancia permite acotar el cerco de esta ciudad, sobre todo en la zona sur, reflejado en una ampliación de forma semicircular, paralela a la ciudad anterior, correspondiente al cierre de la muralla, de la que se conoce parte de su recorrido, ya que en gran medida quedó tapada por la construcción de la ciudad romana posterior. Una calle semicircular con su arroyo y aceras articula el perímetro de la antigua ciudad con ésta más reciente. La superficie invadida se acerca a las 9 ha., es decir, es algo mayor que la ciudad antigua. Esta segunda ciudad se relaciona con la base del trazado urbanístico de Numancia, al que se ajustará en gran medida la ciudad imperial romana más moderna. Las calles eran bastante irregulares y estaban empedradas. En el arroyo se disponían grandes piedras brutas sin ninguna regularidad, para utilizarlas como paso de una acera a otra.

Posteriormente y al ampliarse la zona sur del asentamiento, la ciudad alcanza la categoría de municipium extendiéndose su extensión a unas 22 hectáreas, incluyendo los barrios de la ladera del cerro. El influjo romano es evidente en la ciudad: trazado de las calles más regular, empleo de piedra mejor cuidada en las construcciones, , empedrado, construcción de edificios públicos, termas, templos…..

A partir del siglo III se observa la decadencia de la vida en la ciudad, que empieza a perder población hasta llegar a su desaparición en torno a  la segunda mitad del siglo IV, debido básicamente a la crisis en economía urbana y del Imperio, que se traduce en el abandono de las ciudades en favor de los asentamientos rurales.

ITINERARIO

Dentro del yacimiento podemos ver la estructura de la ciudad, el trazado de sus calles y de algunos restos que nos muestran como era la vida en el lugar.

Entre los más destacados están los vestigios de la muralla y puerta norte, el cerco de Escipión, los pequeños baños romanos, el edificio público con su desagüe, el aljibe con escaleras, la casa romana, la casa celtibérica, la casa con patio porticado, los molinos de mano, el barrio sur….

HORARIOS

Junio a Septiembre: Mañanas 10:00 a 14:00 / Tardes 16:00 a 20:00
Octubre a Mayo: Mañanas 10:00 a 14:00 / Tardes 16:00 a 19:00
Cerrado 1 de enero, 24, 25 y 31 de diciembre
Domingos y festivos: Mañanas 10:00 a 14:00 h. (Tardes CERRADO)
Lunes: Cerrado

  • GENERAL: 5 €
    • Adultos de 18 a 65 años.
  • REDUCIDA: 3 €
    • Entre 8 y 17 años incluidos, Familias numerosas y Estudiantes y carné joven
    • Grupos de 15 ó mas personas (solo con reserva anticipada)
    • Mayores de 65 años, jubilados, pensionistas y miembros del Club de los 6
    • Minusvalías a partir de 33%
    • Miembros de Asociaciones de Amigos de Museos de Castilla y León y miembros del ICOM Parados
  • GRATUÍTA: 0 €
    • Niños hasta los 7 años incluidos
    • Profesores
    • Guías Oficiales de Turismo de Castilla y León Miembros acreditados por la Conserjería de Cultura y Turismo en visitas oficiales
    • Los días 23 de abril (Comunidad de CyL), 9 de mayo (Día de Europa), 12 de Octubre y 6 de Diciembre (Constitución)
  • VISITA ESPECIAL GRUPOS: 120 €
    • Grupo homogéneo de visitantes compuesto de hasta un máximo de 54 personas, como colectivos, asociaciones, colegios, grupos universitarios, etc...
descargar-planos-rutas-por-soria Videos Youtube Relacionados
descargar-planos-rutas-por-soria Descargar Folleto Turístico

** La compra anticipada de entradas  individuales o para grupos pequeños puede realizarse on-line http://numanciaonline.es/#visitarnumancia

Las reservas de las visitas de grupos grandes deberán concretar día y hora a través de correo electrónico en: reservas@numantinos.com o bien por teléfono al 650709671.

Más información en: www.numanciasoria.es

VISITAS GUIADAS

Enero-Mayo/ Octubre-Diciembre

Martes a Sábado: 11:00, 12:30 y 16:30
Domingos y festivos: 11:00 y 12:30

01 de Junio al 30 de Septiembre

Martes a Sábado: 11:00, 12:30, 16:30 y 18:00
Domingos y festivos: 11:00 y 12:30